lunes, 23 de julio de 2007

Graciela Lombardi habló de la gestión del conocimiento “en” y “para” la acción

Para dar comienzo a la semana de capacitación docente en la sede Almagro, Graciela Lombardi dictó una conferencia titulada "La hora de clase, un espacio compartido", en la que destacó el valor del trabajo colaborativo entre los docentes para la construcción de conocimiento. La reunión contó con la presencia de Diana Grimbe, rectora de la sede de Almagro, y Luis Perez, director de estudios.

“El conocimiento que nos permite afrontar los aspectos imprevistos de una clase es un conocimiento basado en la experiencia, tácito, construido desde y para la acción –señaló Lombardi, quien cuenta con una extensa trayectoria de trabajo en enseñanza para la comprensión-. ¿Es posible hacer explícito ese conocimiento? ¿Qué se gana y qué se pierde en ese proceso?”.

Para responder a estas cuestiones, propuso poner en práctica una estrategia de trabajo colaborativo que ayude a desentramar estos saberes tácitos y en algún punto intransferibles de cada uno. Y señaló también que la reflexión sobre la acción sólo es posible a posteriori de la experiencia, y si tenemos registros de los procesos de enseñanza y aprendizaje.

En términos generales, su planteo propuso ubicar la “gestión de la clase” en el espacio del análisis y la reflexión compartida. Queda abierta la pregunta por lo que podrían aportar, en este sentido, las nuevas herramientas de comunicación, como registros de nuestras experiencias por un lado y espacios para el intercambio de opiniones por otro.

No hay comentarios.: